Noriel, el trapero puertorriqueño que está “loco” por grabar con una argentina

0

Lookeado como un auténtico trapero y acompañado por su manager y tres personas más de su equipo llegó Noriel al encuentro con Clarín. El cantante puertorriqueño de trap pasó por el país para realizar una gira promocional y realizar algunas presentaciones.

Vino de Chile y ahora partió rumbo a República Dominicana, siempre seguido por su séquito, que en total asciende a nueve personas. “El frío de acá no me lo esperaba. No estoy acostumbrado a esto”, dijo, con el típico acento boricua, quien el pasado miércoles 26 de junio festejó en el país sus 25 años.

Noel Santos (hizo bien en acortar su nombre artístico a Noriel) es uno de los referentes del trap en Puerto Rico, quizás junto a Anuel AA y Bad Bunny, país cuna de muchos de los sonidos urbanos que hoy dominan los charts.

“Creo que la clave de nuestro país es la cultura musical. La salsa, el reggaetón… en Puerto Rico entras a cualquier local y el que te atiende canta. Hay muchas compañías de música establecidas, entonces es más fácil también para los artistas nuevos”, aportó Noriel, también uno de los que inició el género. De hecho, su álbum Capos Trap I está considerado el primer disco de trap en español.

Pero la gran explosión ocurrió en 2016 cuando Maluma visitó Puerto Rico y, en su búsqueda de sumarse a la ola del trap, pidió escuchar distintos temas. Eligió Cuatro Babys -compuesto por Noriel-, lo grabaron juntos y su carrera creció. “Nos juntamos y en tres días salió el tema. Fue un hit y me abrió muchas puertas”, reconoció a la distancia quien ahora acaba de lanzar el tema No te hagas la loca junto con otro colombiano, Manuel Turizo.

-¿De chico escuchabas reggaetón?

-​De pequeño escuchaba bachata, porque mi papá es dominicano. Pero cuando fui creciendo mi gusto siempre fue por la música urbana. En ese tiempo era Daddy Yankee, Don Omar, Plan B… los pioneros del reggaetón.

-¿Y cómo empezaste con la música?

-Empecé a los 14 años, en la escuela. Éramos varios grupos y teníamos guerras liricales entre nosotros. Así empezó todo.

-¿Guerras liricales? ¿Como freestyle?

-No. Las escribíamos, las grabábamos en la casa de uno y la subíamos a Facebook o MySpace, a las redes que había. Y al otro día ese era el tema de conversación en la escuela. Los dardos que nos tirábamos entre los grupos.

-¿Alguna vez esos temas pasaron un límite y hubo pelea?

-No, no, je. Hubo un par de discusiones, pero nunca pasó a mayores. Lo supimos llevar bien. Después se acabaron las tiraderas y empezamos a hacer canciones para las nenas y otros temas. Se convirtió en un hobby.

-¿Eras de los mejores?

-No, había muchos otros mejores. Te diría que era de los peores. Mi fuerte eran las letras, la composición. Era malo cantando.

-¿Cuándo cambió todo a algo más profesional?

-Cuando llegó la ola del trap latino a Puerto Rico. Explotó en diciembre de 2015, enero de 2016. Fueron varios temas que salieron juntos. Y en junio fue mundial, con temas como La ocasión, Cuatro Babys… En ese momento el reggaetón estaba bien comercial y era difícil meterse en eso. Y el trap latino era bien explícito y la explosión del público fue automática. Ahí dijimos que teníamos que ir por ahí y trabajamos por eso.

-¿Y cómo llegó el ritmo?

-De los americanos. Estaba Anuel, que tomaba las canciones de los americanos y las hacía en español. Así empezó. Hasta que llegó el momento que nos juntamos todos, Bryant Myers, Anuel AA, Brytiago… y empezamos a hacer canciones propias con el ritmo de trap. Así nació. Después llegó Bad Bunny y tomó mucha fuerza el movimiento.

-¿En ese momento hubo celos de los artistas de reggaetón?

-Claro, sí. Al principio, hasta que vieron que era inevitable el avance del trap. Ahí todo el mundo empezó a hacer trap. Y eso nos dio apoyo, porque artistas como Farruko, como Daddy Yankee son súper estrellas y le dieron respeto al género.

-Grabaste Me Usaste con Khea y Ecko… ¿Qué más conoces de la escena del trap argentino?

-Soy muy amigo de Cazzu y me gustaría grabar un tema con ella, estoy loco por eso. Es una exponente que tiene mucho para dar. Después hablé un par de veces con Duki… El movimiento de trap argentino está muy sólido. Le están metiendo durísimo. Argentina tiene muy buenos embajadores. Ellos están muy bien encaminados para consolidarse en todo el continente.